• ezequiel-paul

$3000 mil millones para tapar mentiras e injusticias



Colombia pasa por una de las crisis socioeconómicas y políticas más relevantes de los últimos tiempos, tanto que el gobierno ha atentado contra el pueblo colombiano y contra sus mismos mandatarios. En días pasados supuestamente hubo un atentado contra una base militar en Cúcuta, donde no hubo muertos solo 36 heridos no graves, el viernes 25 de junio, el presidente y dos de sus ministros quienes eran acompañados por el gobernador del Norte de Santander y el alcalde de Cúcuta, sufrieron otro supuesto atentado.


Ante este hecho el gobierno está ofreciendo $3.000 millones de pesos para dar con el paradero de los autores del supuesto atentado; pero lo curioso del caso, es la cantidad de dinero que están ofreciendo por información o por el paradero de los autores del hecho en contra de Iván Duque; lo lamentable es que no hay ni un solo centavo por los muertos y desaparecidos en las protestas; otra cosa si hay tanto dinero para una recompensa entonces porque hacer una reforma tributaria, que fue el detonante para todas las manifestaciones.


Hace más de dos meses el gobierno de Iván Duque presento una reforma tributaria llamada “Ley de la solidaridad sostenible” la cual pretendía quitarle dinero a la clase media y dársela a la clase baja, a los más vulnerables de Colombia, para que según dejaran la pobreza extrema; está mal intencionada reforma desato una lluvia de protestas en todo el territorio nacional, logrando tumbar la dicha reforma y de paso tumbo la reforma de la salud.


Pero esto no termino ahí, durante estos últimos meses de protesta en Colombia, las principales víctimas han sido las familias de clase media, por más irónico que parezca, porque son quienes han sufrido la perdida de sus seres queridos, puesto que el gobierno ha utilizado toda clase de maniobras para quitarle la vida a los jóvenes lideres de las protestas, para desaparecerlos, mutilarlos, desmembrarlos, dejarlos ciegos, y toda clase de atrocidades.


Para el gobierno de Iván Duque, fue una pequeña preocupación la presencia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, puesto que dilato su llegada y los margino a una fecha específica, para que realizaran su trabajo, pero siendo ellos quienes se reunieran primero con las entidades de control del gobierno, ¿Qué se escondería durante esas reuniones?


En fin, en Colombia se siguen dando las manifestaciones, solo que el gobierno ha tapado los medios, los han comprado para que no den la información como en realidad es, utilizan el futbol como cortina de humo, los auto-atentados, para hacerse las víctimas; como lo dijo Duque, estamos en Polombia.

0 comentarios