top of page
  • GINA SANCHEZ

Descubren fortuna oculta y posibles vínculos con narcotráfico en caso del clan Vega


Continúa la investigación sobre el múltiple homicidio del clan Vega en el sector de Villa Campestre, Puerto Colombia, y se han revelado nuevos hallazgos en relación a las actividades y riqueza de esta familia que estaba bajo la mira de las autoridades.

Las autoridades han estado revisando el origen de las propiedades y empresas que estaban a nombre de este clan, originario de La Guajira, mucho antes de que ocurriera la masacre en la que perdieron la vida Rafael Vega Cuello y sus hijos Ray de Jesús y Ronald Vega Daza.

Según las autoridades, estas personas tenían varias empresas, una de ellas es High Tech de la 53, registrada a nombre de Rafael Julio Vega Cuello y ubicada en Barranquilla. Esta compañía se dedica a la comercialización de equipos de telecomunicaciones inalámbricos, así como a la venta al por menor de computadoras, programas de informática y equipos de telecomunicaciones en establecimientos especializados. Por otro lado, uno de los hijos de Vega Cuello, Ronald Iván, era propietario de la empresa Gestiones y Soluciones RVD, que se dedica a actividades inmobiliarias y al alquiler de maquinaria.

Según un reportaje del diario El Tiempo, la familia también era propietaria de un apartamento en la exclusiva zona de Villa Santos, al norte de Barranquilla, a pocos metros de una de las casas de la exsenadora Aida Merlano. Este apartamento está a nombre de Roberto Carlos Vega Daza, uno de los sobrevivientes de la masacre, y según los registros notariales, fue adquirido en marzo de 2019 por 116 millones de pesos.

Dado el gran número de bienes acumulados por esta familia, los investigadores sospechan que la supervivencia de Roberto Carlos y su madre, Maili Daza, no fue un error. Se cree que podrían estar siendo extorsionados para entregar bienes y dinero, según una fuente cercana a la investigación.

Las autoridades también están investigando si la masacre está relacionada con el presunto robo de un cargamento de cocaína, en el que personas cercanas a los Vega podrían haber estado involucradas con narcotraficantes de Medellín.

0 comentarios

Comments


bottom of page