• Julian Molina

El testimonio de ‘JJ’ sobre el crimen de Óscar Santodomingo

Tres días después de su confesión en la Fiscalía, sicarios lo mataron en Cartagena.

Javier Insignares Toro, alias JJ, quien fue asesinado este jueves en Cartagena, había sido citado por el Cuerpo Técnico de Investigación de la Fiscalía para que rindiera una entrevista en el marco de la investigación por el crimen del abogado Óscar Darío Santodomingo Payeras, ocurrido el 12 de junio de 2020 en Villa Carolina, norte de Barranquilla.


El motivo por el cual el exparamilitar fue consultado por los investigadores fue la cercanía que tuvo con Santodomingo, según consta en el documento al que tuvo acceso EL HERALDO y en el que se especifica que la relación de ambos era de “abogado, cliente y amigo”.


El siete de mayo de 2021, a las nueve de la mañana, Insignares Toro llegó hasta las instalaciones de la Unidad de Vida e Integridad Personal del CTI en Barranquilla para entablar el diálogo con uno de los encargados del caso.


Durante su versión, el también exmiembro de ‘los Rastrojos’ –quien fue asesinado de doce balazos 20 días después de haber sido entrevistado– dijo que conocía a Santodomingo Payeras desde el año 2014 cuando “me lo presentó el señor Jhonny Acosta Garizábalo (desmovilizado de las AUC y conocido como ‘28’) en las instalaciones de la Cárcel Modelo de Barranquilla”.


El temor de Santodomingo


Cuando le preguntaron si conocía los detalles o motivos por los que fue asesinado el jurista, Insignares contestó lo siguiente: “El doctor Óscar Santodomingo siempre me manifestó sentir temor de que lo mandara a matar el señor JIUT (omitimos el nombre por seguridad), los motivos eran varios”, se lee en el documento al que tuvo acceso este diario.

“En las diferentes reuniones en las que coincidieron el doctor Santodomingo y JIUT siempre hubo enfrentamiento y roces, y que era notoria su animadversión hacia nosotros, además sentía odio hacia nosotros por haberlo denunciado, incluso el mismo Santodomingo decía que él ha debido denunciar al señor JIUT para proteger su vida, pero que no lo hacía para evitar problemas con los otros personajes involucrados a los cuales les temía y respetaba”, según consta en la declaración.

Alias JJ afirmó en su declaración que Santodomingo se refería a JIUT como ‘el Doctor Mata’, ya que “en su análisis psicológico y su amplia experiencia le decía que era el típico sociópata y peligroso. Me manifestaba él que yo también me cuidara mucho de ese tipo”, aseveró.

Asimismo, ‘JJ’ dijo ante el CTI que no conocía otras amenazas contra el abogado Santodomingo. “Supe por boca de él que en el pasado tuvo esquema de protección de la UNP y se la quitaron con el tiempo (…) siempre puso tutelas y le escribió a diferentes personas y otros organismos que temía por su vida, que lo iban a matar, así como sucedió, ya que le gustaba denunciar a la delincuencia, corruptos y todo lo que era ilegal por medio de su Twitter”, aseveró. “Yo siempre lo aconsejé que en un país como Colombia no debía hacer eso, pero él decía que no le daba miedo e insistía que la verdadera amenaza o riesgo provenía del señor JIUT”, agregó.


Una reunión “extraña”

Durante su testimonio, ‘JJ’ también dijo que la última vez que vio a Santodomingo con vida fue el nueve de junio de 2020, día del cumpleaños de la esposa del abogado. “Fuimos al Carulla de la calle 86 con 64B y le compré una botella de vino, una tabla de queso y no recuerdo qué más, y lo dejé posteriormente en la puerta de su conjunto”, se lee en la declaración.

Ese día, según afirmó ‘JJ’ en su testimonio, el abogado le manifestó que “había recibido una llamada de un sujeto de nombre JMSL, alias Mao o Salazar, quien trabaja como escolta o jefe de escoltas y hombre de confianza de la familia VD”. De acuerdo con el exparamilitar, el motivo de esa llamada fue una reunión a la que Santodomingo accedió y en la que participaron alias Kike, Vikingo o Pecoso, Ray y Beto.

“Me manifestó que le había parecido sumamente extraña esa reunión y que le había llamado poderosamente la atención una pregunta: ‘doctor, ¿usted anda armado?’ ‘¿estás armado?’ (…) miren que fue asesinado el doctor exactamente tres días después, el 12 de junio”, declaró Insignares Toro.

‘JJ’ aseguró haber indagado sobre el asesinato de Santodomingo. “Posterior a la muerte me dediqué a investigar y recopilar información de qué había pasado y de ese Salazar llegaron informaciones que andaba con alias Mono Paisa, quien sonó como la persona que organizó el asesinato del doctor Santodomingo”, se lee en el documento.

Al finalizar la entrevista, ‘JJ’ quiso agregar una advertencia que vaticinaría su propia muerte. “Quiero aprovechar esta declaración para dejar constancia que el 15 de marzo de 2021 fui objeto de un atentado frustrado, ya que se equivocaron, en la puerta del conjunto donde yo resido”, afirmó.

“Si a mí o a cualquier miembro de mi familia o de la familia de mi mujer, que son personas sanas y sin problemas, llegan a ser objeto de cualquier tipo de amenaza, atentado u homicidio responsabilizo a los señores alias Kike, Vikingo o Pecoso, Ray, Beto, Mao o Salazar, el Mono y el Mono Paisa”, puntualizó.



Por qué la Fiscalía General de la Nación, no ha identificado al ‘Doctor Mata’, presunto determinador del abogado óscar Santodomingo, igual queda el interrogante sobre indagar a alias ‘Mono Paisa’ sobre el crimen del jurista y del exparamilitar Javier Insignares Toro, alias ‘JJ’, asesinado en Cartagena después de haber declarado sobre el homicidio del abogado Santodomingo. A quien protege el Estado en este vil asesinato?, por qué reunirse con narcos y jefes de sicarios de Medellín?, por qué el miedo que el ‘Doctor Mata’, lo asesinara? En esta encrucijada están los determinadores del abogado Óscar Santodomingo.


¿Un crimen con sabor a impunidad?


Hace más de un año que fue asesinado el abogado Óscar Santodomingo, en la calle 90A con carrera 70, por donde caminaba el jurista cuando por la espalda, fue interceptado por sus homicidas, en el sector de Villa Carolina, cuando caminaba con su mascota un perro de raza.

En cuestión de segundos se ve el momento exacto en el que se le acercan los dos sujetos en moto, el conductor portaba un casco de color oscuro, mientras que el parrillero con tapabocas negro, vestía una camiseta azul y es quien se baja del rodante, apunta a Santodomingo Payeras, le dispara en repetidas ocasiones y vuelve a subirse al vehículo que emprende la marcha sin prisa. No obstante el sicario se dio la vuelta observó a su víctima, descendió nuevamente, se le acerca y vuelve a balearlo.


En 365 días del crimen no hay razones de quienes ordenaron su muerte ni que grupo al margen de la ley lo asesinó, si en videos de cámaras de seguridad quedaron grabados los sicarios y ni la Fiscalía General de la Nación, ni la Interpol, ni la Dijín, Sijín, ni el CTI han dado ninguna información sobre los autores materiales, y mucho menos se diseñaron retratos hablados, al igual hubo una inmensa negligencia para rastrear va los sicarios en las cámaras de seguridad para identificarlos e identificar la moto, en todo un misterio se ha convertido este crimen, es más se podría entender que podría haber ordenes de no investigar este homicidio para no dejar al descubierto a los autores intelectuales y menos darles captura a los sicarios para evitar que estos hablen sobre como se diseño el crimen del abogado Óscar Santodomingo, un crimen de Estado según expertos en criminalística.


El jurista fue asesinado con una pistola con silenciador lo que connota que el plan estaba diseñado y organizado con otras fuerzas para permitir la salida de los sicarios y el abandono del lugar de los hechos, debido a que no hubo persecución y y tampoco se habría implementado el plan candado para cercar a los sicarios y darles captura, todo por el contrario dejaron de perseguirlos y de tal forma culminar el supuesto plan con el objetivo dado de baja y lo sicarios con la libertad de poder emprender la huida sin contratiempos, a esto le llaman los expertos, ‘Un Crimen de Estado’.


Una de las rutas para que el Estado te asesine son las negociaciones de tierras y más si están en manos de importantes terratenientes descendientes de la clase política corrupta y asesina del país donde el silencio es el mejor aliado.


Por qué, no se armó un grupo especial de investigadores para darles captura a los sicarios?, y cuanto costó silenciar al abogado Óscar Santodomingo, quitándole la vida vilmente con el fin al parecer de proteger los bienes de un poderoso terrateniente en un negocio que supuestamente habría ganado el jurista y que superaba los 10 mil millones de pesos, una gran extensión de tierra que hasta el momento del crimen se desconoce y habría sido el detonante al parecer para asesinarlo, pero el distinguido abogado se llevó a la tumba el nombre de los autores intelectuales de su muerte.


Pero la confianza le jugó una mala jugada y no tomó las precauciones del caso sobre temas tan delicados como la restitución de tierras, que sin lugar a dudas, detrás de estas plataformas criminales hay alas sicariales al servicio de grandes terratenientes, dueños de grandes extensiones de tierras en muchos casos despojadas a la fuerza a sus propietarios y en otros escenarios los matan para apropiarse de sus tierras, de los cuales familiares emprenden maratónicas acciones judiciales para recuperar las tierras de sus familiares.


Esta es una hipótesis o ruta de investigación que debería asumir la Fiscalía General de la Nación, para esclarecer tan atroz crimen, que viéndolo desde la perspectiva criminalística, se podría concluir que estaríamos frente a un plan muy bien organizado y financiado para acabar con la vida del Abogado Óscar Santodomingo.


Si la Fiscalía General de la Nación, validó la entrevista e información suministrada por alias ‘JJ’ y tenía conocimiento de los supuestos asesinos del abogado Santodomingo, por qué no hay ordenes de captura o interrogatorios sobre este homicidio y del señor Javier Insignares Toro, alias ‘JJ’, un exparamilitar que declaró e identificó a los autores intelectuales y materiales de este crimen, todo parece indicar que hay muchos intereses con el ‘Doctor Mata’, para que este asesinato quede en la impunidad.

0 comentarios