• ezequiel-paul

Joven se quita la vida en el cuarto de su casa, en el barrio Villa Estadio de Soledad


Wilson José Marqués de 26 años, tomo la fatídica decisión de acabar con su vida en la madrugada de este jueves.


El trájico suceso se dió en el barrio Villa Estadio, el joven era licenciado de biología y química, y tenía como hobby ser bailarín de música urbana.


Su madre, Angélica Moncada, relató a las autoridades que su hijo llegó en horas de la madrugada a casa, ubicada en la calle 64 con carrera 16B, del barrio anteriormente mencionado, luego de jugar fútbol con algunos amigos.


Se encerró en su habitación y no salió más, en horas de la mañana, la señora Moncada notó que su hijo aún no salía del cuarto, pero no le prestó atención, pensó que quizá estaba algo cansado. No obstante, se hicieron las 12:45 del mediodía y Wilson aún no salía de la habitación, por lo cual su señora madre decidió asomarse por debajo de la puerta y vio que corría sangre por el piso.


Rápidamente le pidió ayuda a algunos vecinos, quienes lograron forzar la puerta y al entrar hallaron al hombre de 26 años tendido boca abajo sin signos vitales.


La Unidad Móvil de Criminalística de la Sijin fue la encargada de realizar el levantamiento del cuerpo sin vida y en su informe preliminar reportó que se trató de un "suicidio por envenenamiento".


Doña Angélica en medio de lágrimas relató que Wilson José sufría de depresión, debido a que no encontraba trabajo, pese a tener una hoja de vida intachable.


Un medio local, encontró un mensaje en una de las redes sociales del hoy fallecido, una publicación, escrita el 25 de julio del presente año, en el que asegura que "el rostro de la muerte es el reloj".


Luego una amiga de esta red social le pidió que le explicara la frase y este le respondió: "la muerte es algo que no podemos ver, pero tenemos una idea. Cada minuto que pasa muere algo y el reloj nos deja constancia de eso. Es algo que puede asustar a algunos o ser normal para otros y que nos recuerda la importancia del ahora".

0 comentarios