• ezequiel-paul

Nueva investigación sugiere que el coronavirus puede tener efectos neurológicos nocivos.



Una investigación liderada por Centro Médico Irving de la Universidad de Columbia, sugiere que los cambios neurológicos que suelen darse en los pacientes afectados por la COVID-19 se pueden deber a la inflamación desencadenada por el virus en otras partes del cuerpo o en los vasos sanguíneos del cerebro.


Los científicos examinaron 41 cerebros de fallecidos durante la hospitalización, con una edad de entre 38 y 97 años, de los que aproximadamente la mitad habían sido intubados y todos tenían daños pulmonares por el virus.


La investigación evidencia que si bien, no se encuentra presencia del virus en el cerebro de los fallecidos, si se observaron "muchos cambios patológicos", en los cerebros lo que podría explicar los delirios, confusión y otros efectos neurológicos y el porqué en los casos leves los afectados pueden experimentar niebla cerebral durante semanas o meses.


0 comentarios