• Julian Molina

“Salió del estadero con una muchacha”: muerte de hombre en Soledad

Un primo del fallecido relató lo sucedido durante una noche de tragos.

Jesús Enrique Cera Peña, de 36 años, perdió la vida el pasado martes a las 3:50 a. m. en circunstancias extrañas, luego de que tras una noche de tragos fuese encontrado agonizando al interior de su carro, cerca del “Cementerio Viejo de Soledad”.


En entrevista con Alexander Ojito, reportero de Impacto News, la esposa del fallecido y un primo de este, quien estuvo con él esa noche, dieron su versión de los hechos.


“Le gustaba tomar sus traguitos y vacilársela”


Julio Rafael Vargas Orozco, primo segundo de Cera Peña, estuvo con él durante la noche y la madrugada, horas antes de que fuese encontrado agonizando dentro de su automóvil.


“Ese día estábamos tomando, departiendo, como le gustaba al hombre tomar sus traguitos y vacilársela. Todo iba bien, trago, cerveza, vacile. Estábamos en un billar en el Hipódromo, ellos consumiendo Medellín, yo les dije que me dieran cerveza mejor”.


Jesús Enrique era “prestadiario” y ese día estaba dispuesto a “seguir la rumba”, sin saber que en esa ocasión perdería la vida. Su primo relató:


“Ahí estuvimos casi hasta la 1:00 a. m. que cerraron el billar. Él recibió una llamada y salimos hacia donde él vivía, se montaron atrás en el carro los 3 amigos de él que estaban con nosotros, yo iba conduciendo y Jesús al lado mío, yo pensé que ya se iba a recoger, pero por allá duró hablando con un amigo de él un ratico, de ahí salimos nuevamente los cinco, nos fuimos para los tomaderos de la bomba La Estrella, en la prolongación de la Murillo“.


El carro que iba conduciendo Julio era de Jesús; estando en el segundo estadero al que fueron, Julio le pidió a su primo que le prestara el vehículo para hacer un “mandado”, en el cual se demoró cerca de 40 minutos.


Al regresar, Jesús y sus amigos ya habían consumido bastantes cervezas, un rato después pagaron y se dispusieron a irse del lugar. Julio contó que su primo le quitó las llaves y salió del establecimiento.


Yo me fui para el carro y vi a unas muchachas hablando con él, me dijo que fuéramos con las muchachas para Mijito, un estadero detrás del estadio, las pelas entraron con nosotros, yo pedí 4 cervezas, ellas cogieron sus cervezas y salieron del estadero, yo me descuidé un rato, cuando regreso no encuentro a nadie en la mesa, no lo encontré, yo vi a una de las muchachas cuando me ve llega donde mí, yo le pregunté por él y ella dijo que, al parecer, él había salido con la otra muchacha”.


Julio y la mujer ingresaron nuevamente al estadero y conversaron durante una hora, ella le contó que no conocía a la otra fémina, sino que la distinguía porque “se rebuscaba” en ese sector, al ver que su primo no volvía, él se fue para su casa a descansar.


Tiempo después, la esposa de Julio lo despertó preguntándole qué había pasado con Jesús y por qué estaba muerto. Lo primero que pensó el hombre fue que su pariente había sufrido un accidente vial.


“Mi esposo estaba prácticamente agonizando”


Jesús Cera se encontraba casado con Yanini Barrios, con quien tenía 11 años conviviendo, relación de la cual nació una niña. Barrios relató lo siguiente, según le contaron las autoridades y testigos:


Ella se montó en el carro con la cerveza y le hizo seña con la mano y él, al parecer, le hizo caso y se montó en el vehículo. De ahí salieron hacia el lugar donde lo encontraron en muy malas condiciones, con dificultad respiratoria. Ciertas personas que se encontraban en un lavadero cercano de la zona se percataron de que la mujer se bajó del carro y empezó a correr”.

La mujer capturada como sospechosa fue dejada en libertad


Un cuadrante de la Policía que se movilizaba por el sector fue alertado y capturaron a la mujer como sospechosa; al llegar al lugar de los hechos se encontraron con Jesús en un estado grave.


“Se comunicaron con su padre el cual lo llevó al Materno Infantil 13 de Junio, donde llegó en muy malas condiciones, ya saturando muy bajo. A ella la empezaron a indagar sobre qué le habían dado a él porque para llegar como llegó no era solamente de alcohol. Él no daba respuesta a los estímulos, entró en paro y desafortunadamente falleció“.


La sospechosa quedó a disposición de las autoridades, pero después fue dejada en libertad.

“Ella, al parecer, trabaja en ese sector donde la recogió mi esposo, por la bomba La Estrella. Ella le dijo a la Policía que no le dio nada, que él se puso mal así de repente“, dijo la mujer, quien sospecha que a su esposo lo intoxicaron con escopolamina.


Aún Yanini no tiene un diagnóstico de la muerte de su esposo. “La decora le colocó liquido, una ampolla de complejo B y me dijo que una persona bajo los efectos solamente del alcohol reacciona de manera inmediata, pero él no reaccionó y su saturación estaba prácticamente por el piso”.


La esposa del fallecido asegura que a la sospechosa le encontraron en su poder el revólver que portaba su esposo, del cual dice Yanini que él tenía permiso, su celular y dinero, también asegura no saber por qué razón dejaron en libertad a la sospechosa. Los hechos deberán ser esclarecidos por las autoridades.


Tomado de Impacto News

0 comentarios