top of page
  • GINA SANCHEZ

Presidente Gustavo Petro abre la posibilidad de reunirse con antiguos jefes paramilitares


El presidente de Colombia, Gustavo Petro, pronunció un discurso en la conmemoración del Día Nacional de las Víctimas, donde habló sobre la necesidad de proteger los bienes que hacen parte del proceso de restitución de tierras. En particular, mencionó su preocupación por las propiedades que pertenecían a los paramilitares en Urabá, y que hoy están en manos de testaferros o del 'clan del Golfo'.

Para garantizar la protección de estos bienes, Petro propuso la creación de una policía especializada y la revisión de la fase final de la ley de Justicia y Paz. En este sentido, el presidente dejó abierta la posibilidad de reunirse con antiguos jefes paramilitares para abordar este tema.

Sin embargo, Petro también hizo una fuerte crítica a la Unidad de Víctimas, acusando al Estado de criminalización y revictimización en este organismo encargado de la reparación de las víctimas del conflicto armado. "Los datos que tenemos es que allí la corrupción pululaba", afirmó.

El presidente también habló sobre la importancia de los procesos de verdad en el marco de los acuerdos de paz con las Farc. "A los magistrados de la JEP la sociedad les reclama hallar la verdad integral, caiga quien caiga. El primer requisito para que haya paz es que aparezca la verdad integral", concluyó.

En su discurso, Petro destacó la importancia de garantizar la protección de los derechos de las víctimas y la necesidad de abordar las causas estructurales del conflicto armado. Si bien su propuesta de reunirse con antiguos jefes paramilitares ha generado controversia, el presidente ha dejado claro que su objetivo es avanzar en la reparación y la construcción de la paz en Colombia.



0 comentarios

Comments


bottom of page